15 Ejemplos de Biomas

Bioma

Un bioma es una región de la superficie terrestre que presenta similitudes en cuanto a clima, flora y fauna, constituyendo así zonas identificables por el conjunto de ecosistemas predominantes en ellas. También llamado área biótica o paisaje bioclimático.

De esa manera, atendiendo a sus características básicas y determinantes, tales como latitud, temperatura, altura, suelos y precipitaciones, es posible trazar distintas de estas regiones en la superficie terrestre, atendiendo a las complejas relaciones entre suelo, vegetación y fauna para definir cada una por separado.

Puede servirte:

Un mismo bioma puede tener diversos nombres locales, pero entrar biogeográficamente en la misma categoría. Por demás, no debe confundirse el término bioma con otros como ecozona, hábitat o ecorregiones.

El número de biomas en el mundo es finito y abarca todos los lugares conocidos hasta la fecha, a saber:

  • 14 biomas terrestres
  • 12 biomas de agua dulce
  • 5 biomas marinos

Ejemplos de bioma

Estepa. Bioma escaso en precipitaciones, de territorio llano y vegetación herbácea suele hallarse lejos del mar, en regiones de amplia variación térmica y suelos ricos en minerales pero escasos de materia orgánica. A menudo se le considera un desierto frío, en contraposición a los tórridos, si bien suelen ocupar extensiones más chicas, como las estepas de Asia, de Norteamérica y de la Patagonia argentina, o la meseta altiplánica de la Puna andina.

Desierto. Bioma predominantemente árido, con escasas precipitaciones y poca vegetación, si bien la flora y la fauna suelen adaptarse a las ásperas condiciones de vida. Existen desiertos cálidos, como el que cubre la zona norte del África (el Sahara), o desiertos congelados o polares, como la meseta helada de la Antártida, cuyo clima frío impide la formación de lluvia. En ese sentido también pueden hallarse desiertos arenosos, rocosos y helados. Se trata de un bioma extenso, que cubre casi una tercera parte del planeta: 50 millones de kilómetros cuadrados, de los cuales 53% son de clima cálido y el resto de clima frío.

desierto del sahara

Tundra. Caracterizada por sus bajas temperaturas y suelo helado, la tundra es un bioma de vegetación baja típico de las zonas polares, que ocupa un quinto de la superficie del planeta. Con una presencia importante de musgos, líquenes y de suelo pantanoso, abundante en turberas, la tundra es frecuente en Siberia, Alaska, Canadá y Groenlandia, en el hemisferio norte, y los extremos sur de Chile y Argentina, así como las islas subantártidas cercanas al nivel del mar, en el otro hermisferio. Se trata de biomas cercanas a los círculos polares y por eso suelen ser de climas fríos y verano corto, cuyas temperaturas máximas no superan los 10 °C. En muchas ocasiones puede darse el permafrost (congelación del suelo).

Pradera. En este bioma entran los pastizales y matorrales templados, ubicados en zonas de muy baja precipitación (300 a 1500mm anuales) para albergar bosques, pero suficiente para no ser consideradas zonas desérticas. Su suelo fértil, de muchas capas y abundante materia orgánica producto del ciclo corto de vida de la vegetación, es idóneo para el cultivo de maíz, trigo y otras plantas alimenticias. Sus inviernos fríos y veranos cálidos son típicos de las zonas norteamericanas o de la pampa argentina, así como el Veld surafricano o la sabana austrialiana.

Pradera - paisaje y bioma

Chaparral. Conocido como el bosque mediterráneo, es característico de regiones de clima amable, con precipitaciones más o menos abundantes en invierno y veranos secos y calurosos en los que existe peligro de incendio. Son biomas típicos de la zona mediterránea, de California y la costa noroccidental mexicana, así como Chile y Australia. No suelen tener una biodiversidad animal muy elevada, aunque en el caso europeo la de aves migratorias sí lo es. Ello no significa que sea un bioma deshabitado: suele albergar grandes números de insectos, lagartos y roedores.

Taiga. También llamada bosque boreal, la taiga es la mayor extensión forestal del planeta. Su vegetación casi exclusiva de coníferas de alto tamaño y hoja perennifolia, como los abetos, los arces y los pinos, y presentan abundante fauna herbívora. Geográficamente son exclusivas del hemisferio norte, alojándose en Siberia y la Rusia europea, así como Alaska y Canadá, en donde se encuentra sitiada por la estepa hacia el sur y la tundra hacia el norte.

Selva tropical. Ocupando regiones extensas en la cercanía del ecuador, tanto en Suramérica (La Amazonía), como en África (La selva del Congo), Asia y Oceanía, se trata del bioma de mayor abundancia y biomasa existente en el planeta. Su frondosa vegetación de altura y de copa abundante garantiza un suelo fértil y húmedo, gracias también a las frecuentes y abundantes precipitaciones anuales y al clima cálido sin invierno. Las selvas son el gran reservorio de biodiversidad del mundo (50% de las especies conocidas) a pesar de ocupar una franja menor al 7% de la superficie terrestre.

monteverde - selva

Sabana. Usualmente se llama así a las zonas en transición entre selvas y semidesiertos, ya que combinan características del bosque y el pastizal. Se hallan en zonas tropicales y subtropicales de clima seco, como el Serengueti en Tanzania o las llanuras colombo-venezolanas. La vegetación en la sabana es arbustiva o herbácea, y su clima cálido y amable, entre los 20 y 30 °C.

Manglar. Estos biomas formados en zonas intermareales (próximas al mar) de las latitudes tropicales e intertropicales, se caracterizan por la abundante presencia de árboles tolerantes a la salinidad del agua y el ambiente (usualmente mangles), así como por una fauna diversa y abundante de tipo costero. Son típicos hábitats anfibios y de aguas provistas de abundante materia orgánica, como marismas y estuarios, con fondos blandos de arena, limo o arcilla.

bioma de manglares - paisaje

Bosque caducifolio. Bioma poco frecuente en el mundo, es un bosque templado de árboles caducifolios adaptados a la dualidad de un clima frío y seco invernal, y un verano húmedo y caluroso, como el abeto y el olmo. También se le conoce como bosque templado de frondosas y se puede hallar en el hemisferio norte en zonas continentales húmedas de Japón, Corea, Canadá, Rusia y Estados Unidos.

Humedal. Se agrupan con este nombre a las zonas de altísima humedad, generalmente planas, de superficie generalmente inundada y baja en oxígeno, mixtura entre ecosistema acuático y terrestre: ciénagas, pantanos, marismas, turberas, así como, dependiendo de la clasificación, los manglares y esteros de ríos o mares. Estas zonas ricas en materia orgánica en descomposición presentan vegetación hidrófita, fauna anfibia y abundantes especies endémicas.

Océanos. El bioma oceánico comprende el conjunto de los mares y océanos, así como sus franjas costeras, de las cuales se distinguen de acuerdo a la profundidad que alcance el agua. Son zonas de gigantesca biodiversidad predominantemente costera, de arrecife y de profundidad, así como abisopelágica: adaptada a las franjas sin luz y enorme presión del lecho marino. La flora marina se restringe al fitoplancton, las algas y otras formas vegetales menores.

bioma acuático de océano

Aguas dulces. En este grupo se encuentran los grandes ríos y lagos, así como las aguas heladas de los polos, cuya presencia salina es menor y se distingue del bioma oceánico. En ellas abundan las especies anfibias y de reptiles, aves e insectos adaptados a la vida acuática, así como peces de agua dulce y vegetación mixta, de algas y lirios. El caso polar es una excepción, ya que la vida sometida a la aridez polar se restringe a especies endémicas y a ciertas formas de musgo y vegetación resistente.

Biomas antropogénicos. Quizá la categoría biogeográfica más complicada, ya que aspira a dar cuenta de las zonas en que el hombre ha dejado su huella y ha adaptado el clima, los suelos, la vegetación y la fauna a su merced, tanto directa como indirectamente. Allí entrarían las ciudades y los paisajes urbanos, pero se trata de una categoría en necesaria discusión.

Oasis. Hallados dentro del bioma desértico cálido, son espacios de abundante agua y vegetación, y por lo tanto fauna, surgidos en medio de los arenales. En muchos de ellos existen asentamientos humanos e incluso cultivos, como son los del Sahara, la península arábiga o Parras de la Fuente en México.

oasis en desierto - bioma

Puede servirte

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 15 Ejemplos de Biomas. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/15-ejemplos-de-biomas/
Mostrar
Ocultar