15 Ejemplos de Acento Diacrítico

Acento Diacrítico

El acento diacrítico (o tilde diacrítica) se utiliza para distinguir y evitar posibles ambigüedades en palabras que se escriben igual pero que tienen diferentes significaciones.

Como sabemos, las tildes son elementos gráficos que señalan la intensidad tónica, esto es, la sílaba en la que recae la fuerza de pronunciación. Las tildes diacríticas tienen una función que se aparta de la función general de las tildes.

Cabe destacar que existe una cantidad fija de palabras que pueden llevar acento diacrítico, establecidas por convención según una serie de principios, y  a menudo estas pautas se someten a revisión, tras lo cual los académicos pueden llegar a considerar que algunas palabras dejen de llevar acento diacrítico, como ocurrió en ocasión de lanzarse la Nueva Ortografía de la Lengua Española, en el año 2010.

Ver además:

El debate por el acento en “solo”

De hecho, este es uno de los temas más controvertidos de la lengua española. Tal vez el caso paradigmático de controversia sea el que trajo la palabra “sólo”: durante mucho tiempo rigió una norma que establecía que el adverbio “sólo” (equivalente a “solamente”), a pesar de pronunciarse como palabra llana, se escribía con tilde diacrítica para diferenciarlo del adjetivo “solo”, que se escribe sin tilde, siguiendo la norma de acentuación general.

Luego se  propuso que debía escribirse la tilde únicamente en caso de ambigüedad, es decir, cuando el contexto no permitía distinguir un caso de otro. Por ejemplo, si escuchamos en forma aislada la oración “El tenor cantó solo diez minutos”, no es posible diferenciar si se esperaba que el tenor cantara media hora y cantó solamente diez minutos, o si se esperaba que ese tenor cantara junto a otro cantante y finalmente cantó sin acompañante alguno.

Pero por cierto, tales circunstancias son bastante excepcionales. La pauta que establecía que la tilde diacrítica debía escribirse únicamente en casos de ambigüedad introducía cierta complejidad y en la práctica era muy resistida por escritores, periodistas, estudiantes y usuarios de la lengua, quienes continuaron (y continúan) escribiendo la tilde cuando cumple la función de adverbio.

En la Nueva Ortografía se indica que “solo” no debe tener tilde nunca cuando no hay riesgo de ambigüedad, y que cuando sí existe ese riesgo de ambigüedad y es adverbio, es mejor recurrir a las formas sinónimas “únicamente” o “solamente”.

Los pronombres demostrativos y la tilde

Con los pronombres demostrativos “este”, “ese” y “aquel” (y sus respectivos femeninos y plurales) se plantea una situación similar: antes debían llevar tilde para distinguirlos de los adjetivos correspondientes, ahora no deben escribirse las tildes en ningún caso. Sin embargo, con los adverbios interrogativos y exclamativos no sucede lo mismo, pues se mantienen las tildes diacríticas.

Los acentos diacríticos a veces determinan que las palabras se aparten de la norma de acentuación general, típicamente por ubicarse en monosílabos y en palabras llanas terminadas en “n”, “s” o “vocal”.

Ejemplos de acento diacrítico

Las siguientes palabras llevan acento diacrítico:

  1. Aún
  2. Él
  3. Más
  4. Qué
  5. Quién
  6. Cómo
  7. Dónde
  8. Cuánto
  9. Cuán

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "15 Ejemplos de Acento Diacrítico". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/15-ejemplos-de-acento-diacritico/