12 Ejemplos de oraciones en latín

El latín es un idioma muy antiguo y fundamental en la evolución de la humanidad, que atraviesa por completo la cultura de Occidente. Fue esta la lengua de comunicación durante el Imperio Romano, aunque no muchas personas de aquel entonces estaban alfabetizadas y podían leer o escribir esta lengua.

En latín se hicieron los aportes más significativos al Derecho, sobre el que se basan los sistemas judiciales que rigen en la mayoría de los países occidentales en la actualidad. Además, aunque existen importantísimas contribuciones realizadas a la ciencia con anterioridad, sobre todo durante el apogeo de la Antigua Grecia, campos del conocimiento como la medicina y la biología se nutrieron en forma importante de escritos en latín.

Hay una gran cantidad de frases que en algún tiempo se pronunciaron en latín y así quedaron cristalizadas en la cultura occidental, se podría que decir que a modo de sentencias,  y hasta el día de hoy a veces se incluyen en la comunicación oral o escrita, para incrementar el sentido expresivo que uno busca obtener en ciertas circunstancias, incluso en situaciones de la cotidianeidad.

El Cristianismo adoptó el latín como la lengua de culto y oficio, y durante muchísimo tiempo  (se podría decir que hasta fines del siglo XVII), las misas y otros eventos religiosos se llevaban a cabo únicamente en este idioma. No hay que olvidar que el latín ha sido el idioma litúrgico en Occidente desde tiempos de  la antigua Roma, sede histórica de los Papas, padres espirituales de toda la grey católica. Su condición de “lengua muerta” le da una suerte de inmutabilidad, que asegura la transmisión fiel del legado espiritual del Evangelio.

Ejemplos de oraciones en latín

Se listan a continuación doce oraciones religiosas en latín, algunas de ellas muy conocidas, a modo de ejemplo:

  1. Ave Maria, gratia plena, Dominus tecum. Benedicta tu in mulieribus, et benedictus fructus ventris tui, Iesus. Sancta Maria, Mater Dei, ora pro nobis peccatoribus, nunc, et in hora mortis nostrae. Amen.
  2. Sub tuum praesidium confugimus, Sancta Dei Genetrix. Nostras deprecationes ne despicias in necessitatibus, sed a periculis cunctis libera nos semper, Virgo gloriosa et benedicta. Amen.
  3. Pater noster, qui es in caelis, sanctificetur nomen tuum. Adveniat regnum tuum. Fiat voluntas tua, sicut in caelo et in terra. Panem nostrum quotidianum da nobis hodie, et dimitte nobis debita nostra sicut et nos dimittimus debitoribus nostris. Et ne nos inducas in tentationem, sed libera nos a malo. Amen.
  4. Virginum custos et pater, sancte Joseph, cujus fideli custodiae ipsa Innocentia Christus Jesus et Virgo virginum Maria commisa fuit; te per hoc utrumque carissimum pignus Jesum et Mariam obsecro et obtestor, ut me, ab omni immunditia praeservatum, mente incontaminata, puro corde et casto corpore Jesu et Mariae semper facias castissime famulari. Amen.
  5. Omnes beatorum Spirituum ordines: orate pro nobis. Omnes Sancti et Sanctae Dei: intercedite pro nobis.
  6. Deus, qui corda fidelium Sancti Spíritus illustratione docuisti, da nobis in eodum Spíritu recta sápere, et de ejus semper consolatione gaudere. Amen.
  7. Deo Patri sit glória, Et Fílio, qui a mórtuis Surréxit, ac Paráclito, In saeculórum saécula. Amen.
  8. Gloria Patri, et Filio, et Spíritui Sancto. Sicut erat in principio, et nunc, et semper, et in saécula saeculórum. Amen.
  9. Credo in Deum Patrem omnipotentem, Creatorem caeli et terrae. Et in Iesum Christum, Filium eius unicum, Dominum nostrum, qui conceptus est de Spiritu Sancto, natus ex Maria Virgine, passus sub Pontio Pilato, crucifixus, mortuus, et sepultus, descendit ad inferos, tertia die resurrexit a mortuis, ascendit ad caelos, sedet ad dexteram Dei Patris omnipotentis, inde venturus est iudicare vivos et mortuos. Credo in Spiritum Sanctum, sanctam Ecclesiam catholicam, sanctorum communionem, remissionem peccatorum, carnis resurrectionem, vitam aeternam. Amen.
  10. Memorare, O piissima Virgo Maria, a saeculo non esse auditum, quemquam ad tua currentem praesidia, tua implorantem auxilia, tua petentem suffragia, esse derelictum.Ego tali animatus confidentia, ad te, Virgo Virginum, Mater, curro, ad te venio, coram te gemens peccator assisto. Noli, Mater Verbi, verba mea despicere; sed audi propitia et exaudi.
  11. Iesu, Maria, Ioseph, vobis cor et animam meam dono. Iesu, Maria, Ioseph, adstate mihi in extremo agone. Iesu, Maria, Ioseph, in pace vobiscum dormiam et requiescam.
  12. Regina caeli laetare, alleluia: Quia quem meruisti portare, alleluia: Resurrexit, sicut dixit, alleluia: Ora pro nobis Deum, alleluia.