12 Ejemplos de oraciones breves

Muchas veces sentimos la necesidad de rezar, porque nos enfrentamos a una situación que nos genera ansiedad o temor, y queremos expresar nuestra devoción y fe para que todo salga bien. O simplemente porque nos reconforta hacerlo.

Pero a veces estamos algo apurados, o en un lugar no del todo cómodo, y podemos llegar a vernos en dificultad para pronunciar oraciones extensas. Por eso es bueno conocer algunas oraciones breves, que podremos memorizar sin inconvenientes y decir toda vez que nos lo pida el corazón y el alma, sin importar el lugar en el que nos encontremos o el tiempo del que dispongamos.

A veces queremos rezar junto a otros hermanos, también junto a nuestros niños, y resulta oportuno poder elevar plegarias sencillas y cortas, manteniendo la concentración y la devoción que corresponde al caso mientras lo hacemos. Dos o tres frases sentidas pueden representar mucho más que largas alocuciones: lo más importante es la fuerza y la fe que sale de lo profundo del corazón de quien ora y eleva su voz a Dios.

Ejemplos de oraciones breves

Se transcriben a continuación doce oraciones cortas a modo de ejemplo, y por ende fáciles de recordar y pronunciar:

  1. Ángel de la guarda, dulce compañía, no me desampares ni de noche ni de día; hasta que descanse en los brazos de Jesús, José y María.
  2. Por la señal de la Santa Cruz, de nuestros enemigos líbranos, Señor, Dios nuestro. En el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo. Amén.
  3. Oh, Sangre y Agua que brotaste del Corazón de Jesús, manantial de misericordia para nosotros, en Ti confío.
  4. Padre Eterno, yo te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu Amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, para el perdón de nuestros pecados y los del mundo entero.
  5. Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, ten piedad de nosotros y del mundo entero.
  6. A ti, Virgen María. Por tu inmensa bondad te ofrezco mi alma en flor, mi poesía. Sembraste caridad en mi tierra baldía con el milagro de tu cercanía.
  7. ¡Oh, Señora mía! ¡Oh, Madre mía! Yo me ofrezco enteramente a Vos; y en prueba de mi filial afecto os consagro, en este día, mis ojos, mis oídos, mi lengua, mi corazón; en una palabra: todo mi ser. Ya que soy todo vuestro, Madre de bondad, guardadme y defendedme como cosa y posesión vuestra.
  8. Jesús, ilumina la vida de nuestras madres. Premia sus desvelos y trabajo. Da paz a las madres ya difuntas. Bendice a todos los hogares, y que los hijos sean siempre gloria y corona de las madres. Amén.
  9. Oh, San Miguel Arcángel, defiéndenos en la lucha, sé nuestra a ayuda contra la maldad y acechanzas del demonio, Dios lo domine, lo pedimos suplicantes. Y tu Príncipe de la milicia celestial encadena en el infierno con el poder divino a Satanás y a los demás espíritus malignos que vagan por el mundo para la perdición de las almas. Amén.
  10. Que la Santa Cruz del Señor sea mi luz, No sea el demonio mi guía. Apártate Satanás, no sugieras cosas vanas pues maldad es lo que brindas Bebe tu mismo el veneno. amén.
  11. Padre de bondad, Padre de amor, te bendigo, te alabo y te doy gracias porque por amor nos diste a Jesús.
  12. Señor, te pedimos que al levantarnos mañana podamos mirar al mundo con ojos llenos de amor.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 12 Ejemplos de oraciones breves. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/12-ejemplos-de-oraciones-breves/
Mostrar
Ocultar