10 Ejemplos de Vicios de los Actos Jurídicos

Los actos jurídicos, por definición del derecho, son los voluntarios lícitos que tienen por fin inmediato establecer alguna relación jurídica entre las personas, y de esta manera crear, modificar, transferir, conservar o aniquilar defectos. La finalidad del acto debe ser jurídica y por ello tener un valor conforme al derecho objetivo, precisamente lo que diferencia a esta clase de actos de la generalidad de los actos lícitos. Los actos jurídicos poseen un sinnúmero de clasificaciones, así como de elementos que los constituyen en su carácter legal. Y además, están sujetos a una serie de vicios que los afectan en su totalidad.

—¿Cuáles son los vicios de los actos jurídicos?

Con el nombre de vicios de los actos jurídicos se conoce al grupo de anormalidades que puede provocar la invalidez del acto. En los hechos, estos vicios están compuestos por tres grandes grupos:

  • Simulación: La simulación es el vicio que tiene lugar cuando se encubre el carácter jurídico del acto bajo la apariencia de otro acto, o cuando el acto contiene clausulas no sinceras, o fechas que no son verdaderas, o cuando las transferencias de derechos que nacen no son para las personas que en realidad han constituido el acto. La simulación podrá ser:
    • Absoluta: Cuando el acto que se celebra no es real de ninguna forma.
    • Relativa: Cuando el acto se utiliza para dar una apariencia a algo que oculta su verdadero carácter.
  • Fraude: El fraude se produce cuando un deudor enajena sus bienes, insolventándose a fin de eliminarlos de la posibilidad de ejecución de los acreedores. El perjuicio para el acreedor lo pone en una situación comprometida, y es por ello que tiene la posibilidad de iniciar algunas acciones revocatorias a fin de que los bienes reingresen al patrimonio del deudor. La nulidad produce la inoponibilidad de los actos, que significa que serán válidos pero con la posibilidad de embargar bienes que están a nombre de un tercero, asumiendo la complicidad en el fraude.
  • Lesión: La lesión o el estado de necesidad, es lo que se produce cuando una de las partes explota la necesidad, la ligereza o la inexperiencia de la otra, obteniendo así una ventaja patrimonial desproporcionada y sin justificación. El lesionado puede solicitar la nulidad del acto jurídico o bien un reajuste del mismo, pero necesita comprobar la desproporción del resultado patrimonial, y la explotación que ha sufrido: en muchas ocasiones, una notable desproporción ya es prueba de la explotación.

De acuerdo a las clases vistas, la siguiente lista incluye algunos casos de vicios de los actos jurídicos.

—Ejemplos de vicios de los actos jurídicos

  1. Se crea una sociedad anónima falsa con el fin de transferir obligaciones impositivas.
  2. Una empresa ganadera vende dona todos sus bienes a una fundación, declarándose insolvente.
  3. En pretensión de donar los bienes a una persona A, una empresa las dona a una persona B con un contradocumento que obliga a transferírselos a la persona A.
  4. Una persona firma con un indígena que no conoce el idioma castellano un contrato por el que obtiene un lucro desproporcionado.
  5. El acreedor se presenta a cobrar las obligaciones del deudor, y nota que este ha vendido todos sus bienes.
  6. Una persona acaba de heredar acciones en la bolsa de valores, y otra lo convence de vendérselas por un precio sumamente inferior al del mercado.
  7. Falsificación de la fecha de celebración de un acuerdo.
  8. Cláusulas en las cuales el precio por el que una cosa se transmite es superior o inferior al verdadero precio de venta.
  9. Una persona obtiene un interés diez veces mayor al del mercado por un préstamo de dinero a otra, que necesita con mucha urgencia el dinero.
  10. A la hora de enviar una donación, se efectúan documentos legales de compra y venta.