10 Ejemplos de Temas de interés para exponer

Temas para exposición

Una exposición, como todos sabemos, es una elaboración oral de un cierto tema para un público, usando principalmente la intervención didáctica del expositor, vale decir, sus explicaciones sobre el asunto, así como otras formas de material de apoyo visual o audiovisual.

Exponer es una actividad informativa emprendida a menudo en el ámbito laboral, ya sea para docentes, entretenedores, miembros de una empresa, de una iglesia o profesionales políticos, ya que se trata de una oportunidad de interacción directa con los demás, en los que se puede informar sobre el tema en cuestión o se puede modelar una opinión pública a partir de lo dicho. Por ello, es una actividad escolar sumamente frecuente.

Características de una exposición

Una exposición se caracteriza por lo siguiente:

  • Es oral. Puede apoyarse en material escrito y visual, pero es imprescindible la participación de uno o varios hablantes informados (expositores), que deberán manejarse con el lenguaje hablado para superar el miedo escénico y dirigirse al público.
  • Es didáctica. El tema debe abordarse desde una perspectiva paulatina, desde lo más general a lo más específico, para permitir que el público, cuyas perspectivas, conocimientos y opiniones pueden ser sumamente disímiles, pueda entender y seguir el desarrollo de las ideas.
  • Es participativa. Aunque no siempre haya lugar para devoluciones del público, por lo general existe un flujo de información entre expositor y receptores, a medida que el primero nota las reacciones de su audiencia: si se aburren, si bostezan, si se van, o si se ríen con él y demuestran atención, etc. Se trata de una situación comunicativa recíproca, por lo que un buen expositor sabrá leer esos indicios.
  • Es finita y concisa. Una exposición debe durar sólo lo necesario para abordar el tema y, eventualmente, dar cabida a la participación del público al final. Debe atenerse al tema en cuestión y no divagar, ni extenderse más de la cuenta. Para ello debe estar bien estructurada la exposición del tema.

Cómo preparar una exposición

La preparación de una exposición puede ser, de entrada, el mayor reto a la hora de llevarla a cabo, ya que la situación en sí dependerá mucho de nuestro dominio del pánico escénico, de los elementos en escena o de la situación en sí, que suele ser imprevisible. Para preparar correctamente una exposición resulta aconsejable seguir los siguientes pasos:

  • Primero: hacer una lista de los intereses personales. El primer paso en la preparación de una exposición debería pasar por la revisión de los temas de interés personal, en los que nos sentimos más interesados o que nos generan más pasión, ya que este entusiasmo se notará en nuestro desempeño y además nos facilitará las labores de estudio y recopilación de datos para exponer.
  • Segundo: elegir el tema más relevante dentro de la lista. Una vez hecha la lista de nuestros intereses, podremos elegir el que mejor se adapte a la situación o al contexto en que deberemos exponer, teniendo en cuenta el efecto que deseamos causar en nuestra audiencia. Si debemos exponer en un curso de ciencias, no conviene elegir un tema artístico, a menos que podamos hallar un puente entre una cosa y la otra. Similarmente, si debemos exponer ante una audiencia muy joven, podremos elegir temas jóvenes también y tendremos desde ya una ventaja. Recordemos que todo tema puede abordarse desde muchas perspectivas.
  • Tercero: recopilar la información. Ahora deberemos investigar, leer, ver documentales, en fin, todo lo necesario para levantar la información pertinente al tema y poder elegir nuestro punto de vista, a sabiendas de todo el contexto en el que deberemos exponer y organizando desde ya las “secciones” que tendrá nuestra exposición, es decir, estructurándola.
  • Cuarto: tomar apuntes y organizar la información. Podemos ayudarnos con fichas u hojas para extraer lo más relevante de la información del tema, elegir los datos clave, los más elocuentes, y anotarlos. Eso implica leer todo el resto, pues no sabemos si pueda sernos útil luego: para exponer un tema debemos manejarlo suficientemente, es decir, debemos investigar más allá de lo mínimamente indispensable. Una vez hecho esto, podremos estructurar la exposición y decidir qué decir primero y qué decir después. Podemos ayudarnos con un esquema.
  • Quinto: ejercitar la exposición y preparar el material de apoyo. Una vez decidido qué vamos a decir y en qué orden, podremos pasar a la práctica. Ejercitar la exposición, tomando en cuenta el tiempo del que disponemos, nuestro margen de improvisación y los puntos que nos resultan más difíciles u oscuros, es siempre una buena idea. Entonces podremos hacer el material de apoyo, que reflejará las ideas más importantes para que el público las retenga y para que nos sirvan a nosotros de guía o recordatorio, pero también aquellos datos que sea muy difícil aprender de memoria, como citas, referencias, fechas, etc. que pueden leerse del apoyo y explicarse después.

Ejemplos de temas de interés para exponer

La mayoría de los temas de interés general para exponer tienen que ver con la actualidad (por lo que cambiarán con el tiempo), con las problemáticas sociales, los retos de la humanidad de cara al futuro y aquellos tópicos que puedan abordarse desde una multiplicidad de perspectivas.

  1. El cambio tecnológico. ¿Qué impacto tienen las nuevas tecnologías en la vida de los seres humanos? Esta pregunta lleva años haciéndosela la sociedad, prácticamente desde la Revolución Industrial, pero ha cobrado una fuerza enorme a partir de la Revolución Digital de finales del siglo XX y la incorporación de las nuevas tecnologías y el Internet a casi todos los aspectos de nuestra vida. Pero ¿es todo positivo en ese sentido? ¿Qué ventajas y qué riesgos implica la presencia de estos aparatos en todos los rincones de la vida? ¿De qué manera influye nuestra forma de pensar, actuar y sentir?
  2. Efectos del tabaco y el alcohol. Se sabe que el tabaco y el alcohol son drogas legales, de amplio consumo en el mundo desde hace siglos, pero también se sabe los daños que su consumo en exceso ocasiona en el organismo, así como los riesgos a los que su uso indiscriminado puede exponernos. Sin embargo, esta información no siempre está al alcance de las poblaciones más susceptibles, como niños y adolescentes. ¿Cómo tendrían que usarse estas drogas para correr el mínimo riesgo a la salud? ¿Cuáles son sus consecuencias posibles? ¿Qué medidas toma al respecto la OMS y otras organizaciones que velan por la salud humana?
  3. El cambio climático. Hace rato ya que se ha levantado la alerta roja: estamos cambiando el mundo de manera irreversible y las consecuencias de ello pueden ser costosas e imprevisibles. El calentamiento global, un tema álgido en el que algunos creen y otros prefieren no hacerlo, se sostiene en base a comprobaciones científicas susceptibles de interpretación. ¿Por qué conviene o no conviene creer en el cambio climático? ¿Cuáles pueden ser sus consecuencias y cuáles son las principales evidencias actuales de que el mundo incrementa anualmente su temperatura? ¿Cuáles medidas tendrían que tomarse por los gobiernos y cuáles por las familias en casa?
  4. El bullying. Todos sabemos lo que es y sabemos las formas que tiene, así como sus nuevas variantes digitales o ciberbullying. El acoso escolar y el abuso a menudo ocurre bajo las narices de profesores, padres y otros alumnos, que ignoran o hacen la vista gorda a las terribles consecuencias emocionales que esto puede desencadenar en los individuos, justamente en sus etapas más constitutivas de la personalidad. ¿Por qué ocurre el bullying? ¿Cómo podemos prevenirlo y por qué es un problema social importante? ¿A dónde conduce la espiral de la violencia?
  5. Depresión y trastornos alimenticios. La adolescencia es una época difícil, en la que somos vulnerables a muchos trastornos y problemas emocionales que, sin atender, pueden atentar contra nuestra formación como individuos y también contra nuestras vidas. La depresión, la anorexia, la bulimia, son mucho más que nombres: son un problema. Y para combatirlo mejor debemos poder reconocerlos. ¿Cuáles son sus síntomas, sus posibles consecuencias y sus formas de tratamiento? ¿Cómo podemos ayudar a un amigo que sufre algunas de estas enfermedades?
  6. El flagelo de la guerra. La guerra es un flagelo que ha acompañado al hombre desde sus sociedades primitivas, y que saca lo peor de él para enfrentarlo a sus iguales. Pero también es un mecanismo económico, que enriquece a algunos a pesar de devastar la vida de miles de personas. ¿Qué conflictos recientes han ocurrido en el mundo y por qué? ¿Cuáles son las consecuencias de los conflictos bélicos recientes y cuál la respuesta de la comunidad internacional? ¿Qué son los refugiados y cómo se les puede ayudar a reconstruir sus vidas destruidas por la guerra?
  7. El embarazo adolescente. Las poblaciones adolescentes del mundo corren un riesgo importante de alterar el curso de sus vidas para siempre: el embarazo precoz. Dado que en esta etapa se descubre la sexualidad y ese tema es a menudo un tabú en las sociedades, la información de la que se posee a menudo es escasa o sesgada. ¿Cuáles son las cifras de embarazo adolescente en tu país y tu continente? ¿Cómo puede abordarse este problema y brindar una mejor educación sexual a las comunidades? ¿Cómo podemos prevenir un embarazo no deseado?
  8. Las culturas originarias americanas. ¿Quiénes habitaban el continente americano antes de la llegada de los españoles y el inicio de la cultura latinoamericana? Nuestras culturas originarias fueron diversas, variopintas y a menudo más avanzadas tecnológica y culturalmente de lo que se piensa. ¿Cuáles fueron las principales y qué destino les deparó la Historia? ¿Cuáles son las principales ruinas precolombinas americanas y qué sobrevive de las culturas que las construyeron? ¿Cómo puede preservarse hoy ese legado devastado por la brutalidad de la conquista?
  9. Las enfermedades venéreas. Las ETS o Enfermedades de Transmisión Sexual son un riesgo para las poblaciones de toda edad, que a menudo pueden conducir a situaciones traumáticas e incluso a la muerte. La educación al respecto es indispensable, pero al estar vinculada con el sexo resulta aún un tema incómodo, tabú, que conviene sin embargo enfrentar. ¿Cuáles son hoy en día las principales enfermedades venéreas y cuáles sus síntomas y consecuencias posibles? ¿Cómo podemos prevenirlas y cuáles son las principales conductas de riesgo?
  10. La pobreza. Mucho se dice en los medios de comunicación sobre la pobreza en nuestro país y en el mundo, pero poco lo que aparentemente están dispuestos a explicar al respecto. ¿Qué significa ser pobre? ¿Por qué es un problema mundial a combatir y de qué maneras puede una nación atender a sus poblaciones en riesgo? ¿Qué porcentaje de la población mundial vive en estado de pobreza y qué porcentaje de nuestro país? Y finalmente, ¿cómo podemos echarle una mano a quienes están necesitados?

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "10 Ejemplos de Temas de interés para exponer". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-temas-de-interes-para-exponer/