10 Ejemplos de Sistemas Abiertos

Sistemas

Los sistemas son conjuntos formados por una serie de componentes interrelacionados entre sí, y cuya unión sirve para cumplir una o varias funciones.

Esta definición, sumamente abarcativa, vale tanto para los sistemas naturales como para los artificiales, tanto para los sistemas biológicos como para los sociales que están relacionados con las ciencias humanas.

Habitualmente se los clasifica entre sistemas abiertos y sistemas cerrados, es decir aquellos que tienen fuertes vinculaciones con el exterior de aquellos que se caracterizan por funcionar sin importar el medio que lo rodea: aunque la definición formal de sistema cerrado exige que la vinculación con el exterior sea nula, en general la división se hace respecto a si el intercambio es cuantioso o es más bien insignificante.

Puede servirte:

Sistemas abiertos

Los sistemas abiertos, por el contrario, son aquellos que intercambian una gran cantidad de materia y energía con el exterior. En la mayor cantidad de esos casos, este intercambio incluso es responsable del normal funcionamiento del sistema, y sería imposible que pueda seguir funcionando sin la posibilidad de intercambiar materia o energía con el medio.

Las propiedades físicas y químicas de los sistemas abiertos, en comparación con las de los sistemas cerrados, suelen ser más complejas y difíciles de explicar.

Esto se debe a que, a diferencia de en el caso de los sistemas endogámicos, los sistemas abiertos tienen ecuaciones de movimiento en las que intervienen factores que no están contenidos en el propio sistema. Elementos como la temperatura o la presión atmosférica, por ejemplo, entran en juego solo cuando se asume la condición del sistema de influirse por los factores externos.

En el ámbito de la informática, la noción de los sistemas se ha tratado en forma muy similar al caso de la biología y la física. Cuando los sistemas informáticos se configuran de forma tal que permiten la interoperabilidad y la utilización de estándares abiertos (es decir, disponibles por el total de la comunidad) se denominan sistemas abiertos, mientras que cuando se restringen a los licenciatarios, se denominan sistemas cerrados.

En los hechos, los sistemas que permiten modificaciones de cualquier usuario se consideran abiertos, mientras que aquellos que no lo permiten pues todos los cambios en el sistema deben ser realizados por quienes ya se encuentran en él (la empresa creadora) se denominan cerrados.

Ejemplos de sistemas abiertos

Al igual que en la tecnología, muchas disciplinas trasladaron el uso de la noción de lo abierto y lo cerrado al igual que en la teoría de los sistemas físicos. A continuación se enumerarán algunos sistemas abiertos, en todos los casos:

  1. La célula, pues cuenta con una membrana semipermeable que produce el intercambio con el exterior.
  2. Una bacteria.
  3. Una planta, que en el proceso de fotosíntesis realiza un notorio intercambio de energía.
  4. Un curso de agua como un río, que recibe afluentes y envía a otros cursos.
  5. Cada uno de los órganos o sistemas del cuerpo humano puede interpretarse como un sistema abierto
  6. El medio ambiente, pues no se lo puede pensar como un sistema cerrado si permanentemente sufre modificaciones.
  7. La totalidad de los animales, pues intercambian materia con el exterior.
  8. En informática, un sistema operativo como Linux, competencia de Windows.
  9. Una ciudad puede ser interpretada como un sistema abierto, pues necesariamente intercambia con el exterior.
  10. Las economías que tienen como premisa fundamental el intercambio con otros países se reconocen como abiertas, mientras que las más proteccionistas se reconocen como cerradas.

Puede servirte

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 10 Ejemplos de Sistemas Abiertos. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-sistemas-abiertos/
Mostrar
Ocultar