10 Ejemplos de
Ejercicios de Flexibilidad

Estiramiento de los músculos

La flexibilidad es la capacidad de los músculos para estirarse cuando una articulación se mueve. Se trata de una cualidad indispensable para el cuidado de la salud, pero también para el ejercicio de toda actividad deportiva: no existe disciplina en la que los que la practican no estén permanentemente realizando tareas conformes a volver su cuerpo un poco más flexible.

La flexibilidad es una propiedad de cada una de las articulaciones, y por lo tanto los ejercicios para explotarla al máximo también lo son. Esto también es relativo a la edad de la persona, al sexo y al grado de entrenamiento que haya tenido: la flexibilidad es por naturaleza mayor en las primeras etapas de la vida y en las mujeres, pero las personas que han entrenado durante gran parte de su vida adquieren una diferencia significativa respecto a los que no lo han hecho.

Ver además:

Ventajas del desarrollo de la flexibilidad

El desarrollo de la flexibilidad del cuerpo permite proteger a los músculos y a las articulaciones de cualquier posible lesión, además de proveer un mayor rango de movimiento.

Un músculo relajado tiene mayor facilidad de realizar una contracción rápida, y por lo tanto un mayor potencial para el desarrollo de mayor fuerza. Es por esto que hay una relación directa entre la flexibilidad y la capacidad de ejecutar movimientos con potencia, lo que explica la relación directa entre el deporte y la flexibilidad.

La mayoría de las personas que se ejercitan, no hacen referencia a la parte de estiramiento y flexibilidad cuando hablan de su rutina de entrenamiento. Sin embargo, la mayoría de los médicos relacionados con el deporte eligen pensar a la preparación física como un triángulo en el que un eje es la fuerza, otro el desarrollo mismo de la actividad y otro la flexibilidad: sencillamente, se trata del grado hasta el cual el cuerpo puede estirarse con facilidad.

Flexibilidad como terapia

Con respecto a esto último es que ser cada vez más flexible puede ser la manera de finalizar con algunos tipos de dolor crónico, que habitualmente las personas adquieren cuando atraviesan cierta edad, como el de la zona baja de la espalda.

Algunas actividades especialmente pensadas para personas mayores, como Pilates, que combina ejercicios de estiramiento con otros de flexibilidad logrando estirar los músculos y aumentar la movilidad de las articulaciones.

Ejemplos de ejercicios de flexibilidad

Los ejercicios de flexibilidad, como se dijo, varían según la capacidad y la preparación previa de quien los realice, pero en todos los casos se recomiendan de hacer luego de algunos ejercicios de calentamiento para que los tejidos se preparen para la elongación.

En todos los casos, se trata de mantener la posición durante 20 o 30 segundos, y repetir la posición por 3 o 4 veces.

  1. Entrecruzar las manos por detrás de la espalda, e inclinarse hacia delante manteniendo la espalda lo más recta posible.
  2. Manteniendo los brazos rectos, realizar con ellos círculos a partir del hombro.
  3. Con las manos hacia delante, flexionar los brazos hacia los costados mientras se juntan los omóplatos.
  4. Flexión de la cabeza hacia delante presionando con las manos.
  5. Con los brazos apoyados sobre una pared, y con la columna recta y los talones sobre el suelo, realizar el movimiento de empujar la pared.
  6. Presión de un codo con la otra mano, por detrás.
  7. Cruzar uno de los brazos por delante del pecho, y colocar la otra mano a la altura del codo.
  8. Colocar un brazo por detrás de la cabeza, y la otra mano en el codo, para luego presionar hacia abajo el codo sin mover la cabeza hacia delante.
  9. Colocar la mano izquierda sobre la rodilla derecha, y presionarla hacia el hombro izquierdo.
  10. Acostarse sobre la espalda con las piernas estiradas, y luego levantar una de ellas con la rodilla flexionada, tirando hacia el pecho.
  11. Levantar uno por uno los brazos, lo más alto posible.
  12. Con las manos apoyadas en una pared, se coloca un pie adelante y otro atrás, para presionar hacia la pared sin despegar el talón de la pierna de atrás.
  13. Con un pie apoyado sobre el piso, llevar el otro hasta el glúteo con la mano.
  14. Sentado en el piso, pasar una pierna por encima de la otra que está extendida.
  15. Con las piernas abiertas el doble del ancho de hombros, colocar el peso sobre una pierna mientras que se dobla esa rodilla.

Cómo citar este contenido:

Citar

Enciclopedia de Ejemplos (2017). "Ejercicios de Flexibilidad". Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-ejercicios-de-flexibilidad/