10 Ejemplos de Ejercicios de Equilibrio y Coordinación

Equilibrio y Coordinación

Los ejercicios físicos de equilibrio y de coordinación son fundamentales para la salud del cuerpo, aunque en ocasiones estos tienen menor relevancia que los de resistencia o esfuerzo físico. Esto sucede, en la mayoría de los casos, porque la coordinación y el equilibrio son factores que no se notan esencialmente en el aspecto físico ni en la figura, sino que tienen que ver con la motricidad y con la inteligencia humana.

La totalidad de las acciones físicas humanas, para ser consideradas eficaces, requieren unas cuantas exigencias respecto a la coordinación y al equilibrio en su realización: muchas personas asumen ser completamente capaces en cuanto a estos dos temas, pero en todos los casos son muchas las cuestiones que pueden mejorarse, como la velocidad de reacción o la percepción acústica.


Con el avance de la edad, las personas progresivamente van perdiendo el equilibrio y la capacidad de que el cuerpo responda a las órdenes que el cerebro da. Esto se produce fundamentalmente porque la visión se va deteriorando, también los nervios receptores de la planta del pie que envían al cerebro la información relacionada con la posición, y por último también se deterioran los pequeños vellos del oído que envían la información relacionada con la fuerza de gravedad y el movimiento.

Con esto se explica que el deterioro de la capacidad de mantener el equilibrio y la coordinación se produzca con mayor fuerza cuando la persona se aproxima a la tercera edad. No es casualidad, en este sentido, que la mayoría de las instituciones que se encargan de realizar actividades referentes a la salud y a la vitalidad de los adultos mayores, fomenten y organicen esta clase de ejercicios.

Ver además:

Ejemplos de Ejercicios de Equilibrio y Coordinación

Es aconsejable prestar especial atención al tren superior y a las extremidades, para lo cual hay ejercicios especialmente preparados. A continuación se enumerarán algunos de ellos:

  1. Levantar una rodilla hasta que la cadera se doble en un ángulo de 90 grados, y mantenerla allí el mayor tiempo posible tendiendo a aumentar el equilibrio. Si la superficie es más blanda, el ejercicio se vuelve más complejo.
  2. Colocar un pie delante del otro, y caminar luego apoyando el talón primero y luego la punta del pie.
  3. Bajar las manos y las rodillas, y mantenerse con un brazo y una pierna en el aire, en forma contraída.
  4. Buscar posiciones de equilibrio de ad os personas, en donde haya el menor número posible de apoyos.
  5. Caminar sobre los talones y la punta de los pies sobre una misma línea.
  6. Lanzar una pelota de tenis contra una pared con una mano, y luego agarrarla con la otra.
  7. Saltos moviéndose respecto del propio eje, tratando de girar sin perder el equilibrio. Será más difícil el equilibrio cuanto mayor sea el giro.
  8. Adelantar el brazo del mismo lado del pie que avanza. Una vez posibilitado, intentar correr de esa forma.
  9. Carreras de obstáculos, donde se tiene que premiar la velocidad pero también la inteligencia para atravesar los obstáculos.
  10. Caminar a lo largo de una línea en el suelo (o, cuando ya se está experimentado, sobre una cuerda).
  11. Saltar la soga, progresivamente con una velocidad más alta.
  12. Levantarse de una silla sin ayuda de las manos y los brazos.
  13. Mantenerse en equilibrio sentado sobre una pelota.
  14. Lanzar una pelota hacia arriba y luego recibirla sin que caiga al piso, pero con los pies necesariamente dentro de un margen.
  15. El juego de la rayuela, donde los saltos en el piso deben estar coordinados.

Pueden servirte:

Derechos Reservados

© Está permitido el uso de los contenidos, siempre y cuando se reconozca con un enlace a este artículo, como fuente de información.

Cómo citar este contenido:

Enciclopedia de Ejemplos. (2016). 10 Ejemplos de Ejercicios de Equilibrio y Coordinación. Recuperado de: http://www.ejemplos.co/10-ejemplos-de-ejercicios-de-equilibrio-y-coordinacion/
Mostrar
Ocultar